Una de las apuestas de la Conferencia de Provinciales de Jesuitas de América Latina – CPAL - es la de fortalecer el trabajo regional en temas comunes que articulen a las obras, los centros sociales y las universidades de la Compañía de Jesús. Por este motivo y desde hace varios años, delegados de varias instituciones de centro y Suramérica, vienen trabajando en el grupo de homólogos de incidencia de la CPAL para coordinar acciones conjuntas que mejoren las condiciones de las comunidades a lo largo del continente.

Este grupo de homólogos se reunió a finales de febrero en las instalaciones del Cinep/PPP, en Bogotá, para fortalecer el funcionamiento del grupo y planear la estrategia de trabajo para los siguientes meses. “El reto es poder hacer incidencia con perspectiva ignaciana con carácter regional en cada una de las temáticas que están claramente demarcadas por la Compañía, migraciones, juventudes, democracia, extractivismos y ecología integral” afirmó Pablo Reyna de la Universidad Iberoamericana de México. 

Precisamente sobre estos temas se capacitaron algunos de los encargados de la incidencia en la obras de la compañía de varios países en el Diplomado de incidencia política. Uno de ellos es Pablo Castellanos, director de la Fundación San Pedro Claver, en Quito, Ecuador.

Durante el encuentro se acordó priorizar algunos temas, entre ellos la situación política y social que vive Venezuela.

Si bien hay temas de toda la región, también hay otras problemáticas que afectan a algunos países en particular. Para Raúl Fernando Nuñez, director de la maestría de incidencia de la Universidad Javeriana de Cali la Agroindustria, extractivismo y derechos humanos es un tema prioritario.” El grupo de homologos tiene que trabajar en crear una conciencia colectiva latinoamericana sobre la defensa de los derechos de las comunidades y los derechos del ambiente” dijo.

Otros temas identificados en la discusión son más estructurales y que por lo tanto son más complicadas de trabajar. “Uno de los temas críticos en La región es la crisis de la democracia. Esta está ligada a una característica fundamental de la región que es la desigualdad, no solo económica sino también social” argumentó Wilmer Sánchez de la Universidad Centro americana José Simeón Cañas, El Salvador.

Se generó un plan de trabajo articulado entre los encargados de incidencia de cada organización para los próximos 18 meses en los que se espera trabajar en conjunto y desde diferentes frentes para mejorar las condiciones entorno a los temas elegidos.

 
 
 

 

 

 

 

El taller realizado en la Casa Betania en Riohacha, Colombia, entre el 19 y 21 de mayo de este año, tenía como objetivos: concluir el ciclo de formación política y ciudadana con la introducción y desarrollo de la herramienta de Incidencia Política; consensuar el formato de continuidad del proceso en la dinámica de frontera de acuerdo a los intereses de las organizaciones involucradas; y, por último, realizar la ceremonia de clausura y graduación del proceso como Diplomado en “Formación Política y Ciudadana”.

La jornada de formación inició con un recuento de las características que el proceso ha tenido en la frontera de colombo-venezolana conformada por el departamento de la Guajira en Colombia y por el estado Zulia en Venezuela. Como proceso, se despliega una secuencia lógica con acciones intencionadas en donde se desarrollan competencia ciudadanas, a través de una metodología que fomenta la observación, el desarrollo de sujetos críticos, la transferencia de conocimiento y la comunicación, entre otras.

El proceso en esta región, se desarrolló en fases, que han abarcado desde el establecimiento de acuerdos e intencionalidades comunes sobre el mismo, el reconocimiento de las características geopolíticas de la región hasta el abordaje de las temáticas que conforman el Diplomado, como: sujeto político, relación con las instituciones públicas, características de lo público y lo privado, etc. Todos estos temas son abordados para generar una acción transformadora, lo que nos lleva a la introducción y desarrollo de la herramienta de Incidencia Política creada por la Oficina en Washington para América Latina (WOLA por sus siglas en inglés).

La Incidencia Política, como herramienta, ayuda a solucionar problemas de manera conjunta, en un escenario fronterizo, teniendo claro que toda acción que los sujetos organizados estén interesados en emprender va más allá de la política pública. La herramienta está conformada por ocho pasos principales, que son presentados a los asistentes: 1) identificación y análisis del problema; 2)formulación de la propuesta; 3)análisis del espacio de decisión; 4)análisis de los canales de influencia; 5) análisis de debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas; 6) formulación de estrategias de influencia; 7) elaboración de plan de actividades; y 8)evaluación continua. Los participantes de organizaron en grupos para seleccionar problemáticas que sintieran debían ser abordadas y desarrollaron todos los pasos desde esa formulación.

En el cierre de la jornada de formación, el director del Instituto Pensar de la Pontificia Universidad Javeriana, Roberto Vidal, compartió una serie de reflexiones sobre lo que significa apropiarse de la ciudadanía no sólo como concepto, sino como práctica política, especialmente en un escenario tan volátil como es la frontera colombo-venezolana.

En el último día de la jornada se llevó a cabo la ceremonia de clausura y graduación del Diplomado en “Formación Política y Ciudadana”. Como preámbulo al acto de clausura, se realizó una eucaristía presidida por Monseñor Héctor Salah, obispo de la Diócesis de Riohacha. En la graduación, se proclamaron 92 graduandos haciendo entrega de los respectivos diplomas.

Como culminación del proceso de “Formación Política y Ciudadana” de la Escuela de Paz y Convivencia Ciudadana del CINEP/ Programa por la Paz, en asocio con la Región Fronteras de Fe y Alegría y el aval académico del Instituto PENSAR de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, se realizó el tercer taller y la clausura de este diplomado del 8 al 10 de junio del 2015 en la ciudad de Guasdualito del Estado Apure de Venezuela. El taller contó con la participación de 30 asistentes y la ceremonia de clausura otorgó certificado de Diploma a 91 graduandos de 8 ciudades y poblaciones de los ámbitos fronterizos Andino y Llanero: San Cristóbal, Naranjales, El Nula, San Joaquín de Navay, San Fernando de Apure, El Yagual,Achaguas y Guasdualito.

Hombres y mujeres, vinculados en su mayor parte como instructores a Centros de Capacitación Laboral (CECAL), pero también docentes y comunicadores de Centros Educativos e institutos Radiofónicos de Fe y Alegría, transitaron en este proceso formativo durante más de un año, iniciado en abril del 2014, y con el despliegue del mismo en cada una de las localidades participantes mediante ejercicios de cartografía social y la realización de “re-creaciones” continuadas con un mismo grupo de participantes, ejercicio por el cual se adapta y ajusta los referentes temáticos del proceso a los contextos locales, bajo la pauta guía de la “ruta pedagógica” del proceso de la EPCC.

El propósito de alcanzar un mayor nivel de influjo de los centros de capacitación laboral en sus contextos circundantes no sólo se ha ido afianzando en el tiempo, sino que comenzó a concretizarse mediante la definición y preparación de proyectos de emprendimiento social y productivo en cada una de las localidades. Por iniciativa misma de los participantes, se consensuó la realización de un nuevo encuentro para noviembre 2015, con miras a precisar y materializar las proyecciones mismas de los Cecales, esfuerzo mancomunado y participativo que contribuirá a fortalecer la articulación de la Región Frontera de Fe y Alegría, y que responde al propósito de fortalecer el sujeto social fronterizo como tuvo a bien señalarlo el P. Dizzi Perales S.J., actual director del proyecto Región Apostólica Interprovincial Fronteriza (RAIF) durante la ceremonia de clausura.