Mar 27, 2017

El segundo punto del acuerdo de La Habana, Participación política: apertura democrática para construir la paz, establece algunos parámetros que, según las delegaciones, amplían las posibilidades de los diferentes sectores sociales para  tener una participación más amplia y efectiva.

En uno de sus apartes, relacionado con la participación de la sociedad civil, plantea la presentación de un proyecto de ley al Congreso de la república en el que se brinden garantías para esa participación. Dentro de este punto, se solicitó al Cinep/PPP y a otras dos organizaciones su apoyo para lograr que el proyecto que se presente sea acorde a las necesidades de las comunidades del país.  Magda López, investigadora del equipo de Iniciativas de paz y Marco Fidel Vargas, investigador de equipo de educación, hablan del trabajo que han desarrollado ante la solicitud de la mesa de negociaciones.

¿Por qué desde la mesa de La Habana se solicita al Cinep/PPP apoyar en este punto?

Magda López

Hay que señalar el trabajo en temas de investigación, educación, acompañamiento y presencia en los territorios que ha hecho el Cinep y el Programa por la Paz durante muchos años. Ese trabajo fue reconocido en la mesa de negociación en La Habana, tanto por la delegación de las Farc como la del gobierno. Nos reconocen como un actor de la sociedad civil que lidera, que impulsa, que denuncia. Y como un centro de pensamiento que acompaña a las víctimas y a las comunidades más afectadas por el conflicto. Resaltaron mucho el trabajo en derechos humanos y el registro que se lleva desde el banco de datos de las violaciones a estos en diferentes partes del país.

¿Cómo llega el Cinep/PPP a la mesa?

Nosotros llegamos a la mesa por diferentes trabajos veníamos desarrollando en los últimos años. Uno de ellos fue un consulta ciudadana organizada por Foro nacional por Colombia y por petición del Alto Comisionado para la Paz sobre reconciliación y convivencia. Nosotros hicimos la secretaría técnica y a partir de ese momento hicimos el contacto con estas organizaciones.

¿Cuál fue la solicitud que les hicieron?

Tres organizaciones (Foro nacional por Colombia, Viva la ciudadanía y Cinep/PPP) fueron llamadas a acompañar uno de las tareas que quedaban para la implementación. Esta quedó enmarcada en el punto 2 del acuerdo y tiene que ver con la creación de un proyecto de ley de garantías de la participación ciudadana, la movilización y la protesta social y otras actividades que pueden hacer las organizaciones sociales.

Según lo estableció la mesa de conversaciones de La Habana, había un llamado a las tres organizaciones para que diseñaran una metodología de cara a la convocatoria de un espacio nacional en el que se pudieran recoger diferentes insumos que dieran los lineamientos para este proyecto de ley.  Cada una de las organizaciones no hemos repartido la recolección de una serie de insumos temáticos de acuerdo a las experticias y experiencias de cada organización, que se discutirán en cada una de las mesas en el espacio nacional y en los espacios territoriales.

¿Cuál es la agenda o cronograma que tienen?

El consejo Nacional de Participación ha nombrado sus delegados. Con ellos, en estos días, estamos organizando los eventos regionales. Los resultados de estos eventos debemos presentarlos, a más tardar, el 31 de marzo. Es decir, los lineamientos para el proyecto de ley debemos entregarlos para esa fecha. El encargo de La Habana, para las tres organizaciones, termina con la entrega de ese documento que recoge los aportes de las organizaciones de la sociedad civil de las diferentes regiones del país.

 La participación ciudadana en Colombia

En 2015 se expidió la ley 1757 que busca promocionar y proteger el derecho a la participación ciudadana. Esta ley presenta las formas institucionales de participación, regula las iniciativas populares y los mecanismos de participación (referendo, plebiscito, consulta popular), sin embargo, no brinda garantías reales para el ejercicio de la participación pues no están explícitamente mencionadas. Esta ley reconoce que la participación ciudadana se expresa a partir de mecanismos institucionales, pero también la movilización social y la organización ciudadana hacen parte de la participación, y por lo tanto deben ser oídas por los mandatarios locales, regionales y nacionales.

Dentro de la normatividad estipulada en la ley, se crea el Consejo Nacional de Participación. Este se encarga de orientar al gobierno nacional en temas relacionados con la participación de diferentes sectores sociales. Esta instancia trabaja con las tres organizaciones designadas por la mesa de La Habana y su rol es el de liderar la convocatoria al espacio nacional y acompañar en los espacios regionales la discusión para tener claridad de las propuestas de las comunidades.

 En el punto 2.2.1. del acuerdo final, les solicitan organizar el espacio nacional. ¿Cuál es la metodología para estos espacios de debate?

Marco Fidel Vargas

Lo primero será dividir los nueve temas planteados en mesas por sectores. Allí se organizarán las organizaciones dependiendo el tipo de temática que trabajen. Luego se identificarán las fallas, falencias u obstáculos que tiene la sociedad civil y que no les propicia una participación efectiva. Una vez identificadas, las mismas organizaciones presentarán sus propuestas que les permitan superar esos obstáculos y poder tener garantías. De ahí en adelante  la tarea es de las tres organizaciones (Foro nacional por Colombia, Viva la ciudadanía y el Cinep/PPP) para sistematizar esas propuestas y presentarlas al espacio nacional categorizadas.

Dentro del acuerdo les piden los lineamientos para el proyecto de ley  que dé garantías a la participación ¿Cuáles deben ser esas garantías?

Esas garantías deben girar en torno a habilidades que tienen las comunidades en las regiones del país, al tipo de institucionalidad que debe asumirlas, que deben garantizar que existan las garantías, las condiciones para exigir los derechos cuando sean vulnerados, los instrumentos de protección para que constantemente las comunidades puedan exigir  y el acceso a la participación que deben tener todas las regiones de acuerdo a su propio contexto.

¿Cuál es el conducto para llevar las propuestas de las comunidades al proyecto de ley?

Vamos a convocar entre 4 y 6 espacios regionales donde las organizaciones de la sociedad civil van a llevar sus propuestas. De allí se elegirán representantes para el espacio nacional. El documento de sistematización de estos eventos se llevará a una comisión de diálogo en la que se redactará el primer borrador del proyecto de ley. Luego, ese borrador se entrega a las delegaciones de gobierno y de las Farc para que lo revisen. Allí se pueden hacer las correcciones necesarias y cuando ambas partes estén de acuerdo  entregan el documento al Ministerio del Interior para que radique el proyecto en el Congreso. Allí la discusión se hará por Fast track y una vez aprobada la ley, pasará a la Corte Constitucional que la dejará en firme.

Luego de entregar los lineamientos ¿el Cinep/PPP piensa hacer algo más?

El mandato de la mesa es entregar los lineamientos. Sin embargo, hay llamados desde diferentes sectores para que las tres organizaciones y el Consejo nacional de participación sigan haciendo el monitoreo y seguimiento al proyecto de ley. La gente en la experiencia sabe que muchas veces participan en los espacios de discusión, pero cuando la discusión llega al legislativo o a los entes de toma de decisiones, no hay fidelidad o no concuerda lo que la gente dijo con el texto final que aprueban. Estamos esperando si nos es posible participar en esa otra discusión.

 

 Miguel Martínez

Equipo de comunicaciones

 

 

A comienzo del mes de julio la mesa de negociaciones presentó el comunicado conjunto N°80, donde se acuerda que el Gobierno Nacional elaborará un proyecto de ley de garantías y promoción de la  participación ciudadana y de otras actividades que puedan realizar las organizaciones y movimientos sociales. Con este cometido se solicitó al Consejo Nacional de Participación apoyarse en las organizaciones Foro Nacional por Colombia, Viva la Ciudadanía y Cinep para presentar los lineamientos y criterios para el espacio de participación, garantizando una representación equilibrada y pluralista.

El  22 de julio los investigadores Magda López y Marco Fidel Vargas, delegados del Cinep, llegaron a La Habana junto otros cuatro representantes de las demás organizaciones para socializar los parámetros y presentar el documento de procedimiento de cómo convocar el espacio de carácter nacional de participación ciudadana. Ver nota NC Noticias (https://www.facebook.com/ncprensa/videos/1579329965696729/)

Cada una de las delegaciones se reunió con los representantes para conocer los criterios del documento e intercambiar percepciones, para la delegación de las Farc el tema más relevante sobre la participación ciudadana es la conexión entre la movilización y la oposición políticas así como la independencia en el ejercicio de veeduría por parte de la ciudadanía. Por su parte el Gobierno tiene expectativa sobre  la necesidad de brindar un espacio equilibrado, pluralista donde se reúnan todas las voces de los actores que se manifiestan en los distintos escenarios.

En cuanto a la visita a La Habana, el investigador Marco Fidel Vargas  aseguró que“tenía un carácter más de diplomacia y de cuidado para tejer relaciones de confianza”. Magda López, destacó  que la invitación hecha a Cinep “es por el acumulado histórico en investigación desde los diferentes frentes de trabajo y el fortalecimiento de la mirada sobre el conflicto armado colombiano y  la labor territorial, el trabajo de Cinep se reconoce de manera robusta y encuentra resonancia en diferentes actores que hacen parte de la mesa”.

Si bien la invitación que se hace a Cinep incluye la trayectoria, también se tuvo en cuenta el trabajo recientemente realizado junto con Foro Nacional por Colombia, Viva la ciudadanía, Pastoral social, Transparencia por Colombia en el desarrollo del proceso modelo para anexar el tema de arquitectura institucional de participación ciudadana en los espacios  de reconciliación y convivencia.

Estudiantes de bachillerato, de universidades y servidores públicos de Barrancabermeja tuvieron la oportunidad de reflexionar y compartir su experiencia entorno a los temas de  integridad,  transparencia y sentido de lo público.

Acciones concretas en lo cotidiano, fue la principal propuesta a la que llegaron los tres grupos poblacionales en el encuentro final del proyecto Rutas metodológicas innovadoras para la promoción de la cultura de la integridad, la transparencia, y el sentido de lo público, el 10 de noviembre, luego de 6 meses de participación en los talleres.

Alex Pinilla, estudiante del Colegio Ciudadela Educativa Magdalena Medio, explicó que este proceso de aprendizaje le ha permitido entender mejor el funcionamiento de lo público y del gobierno, por lo que ahora entiende que la corrupción es una problemática mucho más compleja que no se resolverá sólo con el señalamiento a los corruptos.

  

 Buscando incentivar una cultura de la legalidad activa, solidaria y respetuosa de los valores, la ética y el sentido de lo público; investigadores del proyecto participación ciudadana del CINEP/PPP diseñaron herramientas pedagógicas que permitieran el desarrollo de las temáticas de acuerdo al grupo poblacional. Con los estudiantes de los colegios, por ejemplo, se pensaron actividades que implicaban su creatividad más que espacios para el discurso: a través de algunas dinámicas generaron confianza para incentivar la participación en los talleres y el aprendizaje desde su propia experiencia de vida cotidiana.

Durante el evento final, Mónica Rueda, asesora de la secretaría de transparencia, destacó que “esta es la primera vez que se le pregunta a la población y ellos participan en la construcción de la ruta metodológica”. Los talleres realizados son un primer momento para crear una estructura para la promoción de la cultura de la integridad y la legalidad dentro de la política anticorrupción.

“Eso de ser transparente es una actividad muy compleja, a veces el mismo contexto en el que te desenvuelves hace que pienses de una manera pero termines actuando de otra”, reflexionó Ingrid Rondón, docente del programa de Administración de empresas de la Universidad Cooperativa de Colombia (UCC) sede Barrancabermeja. Por ello, Rondón resaltó la importancia de generar conciencia en los estudiantes sobre sus acciones como profesionales, fuera de la academia, y la incidencia que pueden tener en lo público.

 

 Karen Hussmann, directora del proyecto ACTUE – Colombia Colombia (Anticorrupción y transparencia de la Unión Europea para Colombia), explicó en el evento de cierre que la corrupción es un fenómeno mundial y que para combatirla son necesarias acciones para que haya “muchos ojos, pocas manos” sobre lo público. ACTUE – Colombia es un proyecto en el marco del apoyo de la Unión europea a la Secretaría de Transparencia, mediante un acuerdo de cooperación delegada con la FIIAPP (Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas).

Por esta línea, hay acciones que buscan mejorar los procesos de los servidores públicos desde las instituciones estatales. Luis Fernando Gómez, personero delegado para el derecho de petición, servicios públicos y participación ciudadana; habló sobre “el pacto por la función administrativa” que se está realizando desde la personería para la atención oportuna de los derechos de petición de los ciudadanos.

  

 Al finalizar el evento, los participantes compartieron dos composiciones fotográficas que hicieron en su último taller, el 9 de noviembre, con el objetivo de retratar una acción de transformación creada por cada grupo. Los estudiantes de colegio pensaron en Súper Transparente como una figura que los ciudadanos debemos defender, los estudiantes universitarios y los servidores públicos pensaron en la evolución de la conciencia.

 

Gisselle Martín Chocontá
Equipo de comunicaciones

 

Para compartir experiencias de propuestas alternativas de diferentes instituciones, el proyecto Caja de Herramientas III se sumó a los eventos de la Semana Internacional de las Educaciones Alternativas (SEA).

Desde CINEP/PPP se dio a conocer el material construido en las anteriores fases del proyecto se buscaba, además, la vinculación de los participantes a los talleres del ciclo de formación que se desarrollará en octubre próximo sobre los manuales y módulos “Ciudadanía y convivencia”.  Los días 25 y 26 de agosto se presentó la aplicación editorial Ciudadanía y Convivencia (disponible en Google Play y App Store) a los asistentes del Foro Feria en la Plaza de los artesanos.

Por otro lado, en la vereda La Unión de la localidad de Sumapaz, se realizó la jornada colaborativa donde los encargados de las experiencias locales hicieron un reconocimiento del territorio rural a los demás participantes. Posteriormente, en el colegio Juan Cruz de Varela se desarrollaron círculos de diálogo con invitados de Ecuador, Brasil, así como estudiantes y maestros de diferentes localidades de Bogotá.

Algunas instituciones educativas de Sumapaz fueron partícipes de este proceso de construcción del material, aportando una visión clave para la aplicación de los materiales que se planea en el contexto rural de la localidad como lo reflexiona Evelyn Camargo, investigadora del CINEP/PPP. Desde un enfoque de educación alternativa, es indispensable un espacio donde los niños y jóvenes aprendan teniendo en cuenta sus saberes previos y el contexto en el que habitan.

Finalmente, Camargo destaca las dudas de los docentes de instituciones distritales sobre cómo construir educción alternativa desde la institucionalidad. Esto motivado por las resistencias que han tenido que enfrentar en sus lugares de trabajo, dados los cambios que generan los proyectos que han liderado con los estudiantes de los colegios públicos bogotanos.

 

Gisselle Martín Chocontá
Oficina comunicaciones