Tras el anuncio de la pregunta del plebiscito“¿Apoya usted el acuerdo final para terminar el conflicto y construir una paz estable y duradera?”, Cinep/Programa por la Paz da el SÍ  y presenta su campaña “Millones de razones para dar el SÍ” 
 
En este momento crucial en la historia de nuestro país, estamos llamados a manifestar públicamente nuestra posición: le decimos SÍ al plebiscito desde la reflexión, conscientes de que esta es una oportunidad democrática para dar un paso más hacia la meta de la construcción de una sociedad justa, sostenible y en paz.

Compartimos este comunicado para expresar nuestros argumentos al SÍ y como una invitación a la ciudadanía para que se sume a las “Millones de razones para dar el SÍ”.
 
 
¿Por qué Cinep/PPP dice Sí a la Paz?
 
Los acuerdos de paz, cuyo texto definitivo fue socializado el 24 de agosto del 2016, se han construido durante 4 años gracias a un trabajo juicioso de las delegaciones del Gobierno nacional y de las FARC-EP, y han hecho progresar la participación persistente de la sociedad colombiana y de las víctimas del conflicto, que ha sido diversa en todas las regiones de Colombia a lo largo de las tres últimas décadas.
 
El acumulado de investigación del Cinep sobre el origen y la evolución del conflicto armado colombiano, el proceso regional de configuración del Estado, la importancia de las luchas sociales en una sociedad democrática, la plena vigencia de los derechos humanos y la movilización social por la paz, así como la experiencia en educación y acompañamiento a comunidades y organizaciones, es compatible con aquello que está recogido en el texto del acuerdo. De igual forma, el acuerdo refleja la experiencia acumulada en Cinep gracias a su fusión con el Programa por la Paz, en relación con la construcción de paz con los actores y las comunidades que más han sufrido la guerra.
 
La combinación de estas acciones ha hecho que el Cinep/PPP esté llamado a pronunciarse en múltiples escenarios sobre el mecanismo de refrendación ciudadana que las partes han acordado en La Habana. En los escenarios académicos y de cooperación internacional se esperan los análisis del Cinep/PPP sobre los contenidos y los alcances de los acuerdos de paz frente a los problemas estructurales del país que hemos estudiado durante 44 años. Por parte de la opinión pública, se espera una posición clara del Cinep/PPP respecto de las razones por las cuales este mecanismo de refrendación está fortaleciendo el proceso de legitimidad de las instituciones colombianas. Nuestros socios de sentido, es decir, las comunidades y los actores sociales a los cuales debemos nuestro trabajo, están esperando nuestro acompañamiento y orientación para participar en esta importante cita democrática.
 
Nuestra posición en el plebiscito es un Sí reflexivo. Es una invitación a los ciudadanos y ciudadanas para que aprovechemos esta oportunidad democrática como un paso más hacia la meta de la construcción de una sociedad justa, sostenible y en paz. Invitamos a participar en la votación del plebiscito con un Sí consciente, porque los acuerdos de paz no solo son la oportunidad de transformar la confrontación armada en la disputa de las ideas en la arena política, sino también porque su contenido trata de responder a las expectativas y necesidades sentidas de la Colombia profunda, que ha sido tradicionalmente excluida de la participación política y severamente golpeada por un conflicto de muchos años, y que hoy aspira a integrarse en el proceso de la construcción del Estado y del desarrollo integral de sus regiones por medio del ejercicio de la política en condiciones de paz.
 
Decir Sí es también un acto de solidaridad con las víctimas del conflicto. Nosotros, que a pesar de haber sufrido la guerra y la pérdida de nuestros compañeros Mario y Elsa, de vivir y acompañar experiencias cercanas de dolor, no hemos vivido con todas las víctimas sus rigores y en carne propia el desplazamiento forzado, el despojo de tierras, el secuestro o la desaparición forzada. Por eso, al invitar a votar Sí estamos siendo solidarios con el país que ha sufrido los tormentos de la guerra. Votar Sí es un acto ético de responsabilidad y coherencia con nuestro trabajo durante décadas. Votar Sí es también un acto de amor eficaz para comprometernos como sociedad a que nunca más se repita la guerra, para que nunca más las víctimas sufran sus rigores. Este Sí a la paz llama a construirnos como sociedad diversa, a aprender a tramitar nuestros conflictos sin recurrir a la violencia, sino a generar condiciones para la convivencia pacífica y la solidaridad, en últimas a dar a la vida el mayor valor y cuidado.
 
El Sí abre caminos para construir nuevas formas de relación entre el campo y la ciudad. El Sí es una oportunidad para reconocer la importancia de la economía campesina, sus territorios y sus gentes. El Sí reafirma que los pobladores rurales deben tener los mismos derechos humanos integrales que han sido negados a los pobres de Colombia. El Sí es una oportunidad para transformar desde abajo la participación política y decidir desde los territorios. El Sí es un espaldarazo a la movilización social y a la protesta como formas de participación política. El Sí cuestiona la fallida política antidrogas, hecha a espaldas de las comunidades rurales y de sus necesidades. El Sí reconoce que el problema del consumo de drogas es un asunto de salud pública, no de Derecho Penal. El Sí pone a las víctimas en el centro de la justicia. El Sí es una opción por una justicia transicional, de carácter prospectivo y restaurativo, que combine las exigencias de las víctimas por la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición con la necesidad de paz para las generaciones futuras, que no deben ser víctimas de violencias venideras. El Sí es un momento crucial que hemos esperado y que difícilmente se presenta en la historia de las sociedades, es la oportunidad de construir en concreto un proyecto de sociedad incluyente y sin violencias. Nuestras voces serán un vehículo más para llevar estos mensajes. El Sí es una oportunidad para que la ciudadanía colombiana recoja la posta de la paz y la lleve hasta la meta desde todas las regiones.
 
Por estas razones Cinep/PPP dice Sí a la Paz.
 
 
 
 
Informes para la prensa
Mónica Osorio Aguiar
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Celular: 301 483 2187

El pasado 25 de agosto del 2016 se llevó a cabo el lanzamiento del libro Extractivismos y posconflicto en Colombia: retos para la paz territorial, el evento se celebró en el Edificio de Posgrados de la Universidad Nacional y contó con la participación de los comentaristas: Ricardo Sánchez Ángel doctor en Historia y autor del prólogo que acompaña la publicación, y Margarita Flórez directora ejecutiva de la Asociación Ambiente y Sociedad. Este libro es la recopilación de doce artículos y una introducción en donde se profundiza y analiza la problemática del extractivismo en Colombia, desde distintas miradas.

Este proyecto fue realizado por el Grupo de Investigación Cultura y Ambiente de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional en alianza con el Cinep/PPP, su importancia y aporte residen en “el acercamiento a cada situación en particular, uno puede identificar a los actores, los problemas y las posibles soluciones. Uno puede ver que Colombia como varios países de América Latina han tenido gran parte de su economía basada en la minería desde la colonia.−Señaló Margarita− Lo que uno se pregunta es si seguiremos cinco siglos después dependiendo de lo mismo.”

Javier Medina, investigador del Cinep/PPP, agradeció el apoyo solidario de CORDAID que hizo posible la publicación y felicitó el trabajo de los editores Astrid Ulloa y Sergio Coronado. Además hizo hincapié en la afortunada coincidencia del lanzamiento del libro con la firma del acuerdo final de La Habana, un momento coyuntural y de importancia histórica para el país: “el libro está en esa línea y es lo que está en juego: si se van a reconocer o no las capacidades y propuestas de las organizaciones sociales a nivel regional y local que desde hace muchos años vienen construyendo paz territorial”.

La apuesta de los autores y editores en esta investigación de varios años, fue identificar los distintos modelos de extractivismo para postular los retos socioambientales que se deberán enfrentar en el posconflicto, a partir de un eje territorial unido con la concepción del cuidado de la naturaleza, teniendo en cuenta las demandas de las comunidades indígenas y afrodescendientes.

Puedes adquirir esta publicación en el departamento de Sociología de la Universidad Nacional o a través de Siglo del Hombre Editores. También puedes descargar gratis la presentación y el índice del texto.

 

Discurso inaugural del doctorado de la Pontificia Universidad Javeriana en ciencias sociales, pronunciado en el salón Jaime Hoyos, en Bogotá, el 10 de agosto del 2016.

¿Qué sabemos del Guaviare? ¿Por qué es un territorio estratégico para el posacuerdo? Damos inicio a la serie Territorios del posacuerdo con este departamento que por sus características históricas y sus dinámicas dentro del conflicto se ha convertido en un espacio prioritario para el desarrollo de una paz consolidada y duradera en la región. Bienvenidos a este Rompecabezas.

Invitados:

  • Leonardo Parra, investigador Cinep Programa Por la Paz
  • Andrea Rodríguez, politóloga de la Universidad Nacional Corporación VIDA - PAZ
  • Julio Roberto del Cairo de la Corporación para la investigación, desarrollo agropecuario y medio ambiental

Esta semana fue asesinado un campesino que luchaba por recuperar su tierra en el municipio del Magdalena. De hace ocho días, diversas organizaciones defensoras de derechos humanos han advertido sobre el peligro que hay en la región.