Desde algunas regiones de Colombia representantes de organizaciones sociales cuentan cuáles son los principales retos a los que se enfrentan en el escenario del posacuerdo

Cada año cientos de familias en Colombia sufren la desaparición forzada de un ser querido. Este delito no corresponde solo a un momento específico de nuestra historia, es una realidad latente y sistemática que continúa victimizando a nuestra sociedad.

Según el Registro Único de Víctimas, en lo corrido del 2015 se han registrado 1641 víctimas directas e indirectas de desaparición forzada en el marco del conflicto armado. Dentro de los victimarios se reconocen, principalmente, a grupos paramilitares y al mismo Estado Colombiano.

Este delito genera fuertes impactos psicosociales tanto para las víctimas, dentro de las cuales se incluye a los familiares de los desaparecidos, como para la sociedad entera. Según informe del Centro de Memoria Histórica, “la vida de las personas víctimas cambia drásticamente, su mundo emocional y relacional queda signado por un antes y un después de la desaparición forzada de su ser querido”.

Así mismo, este delito tiene un “efecto inmovilizador” para la sociedad, pues actúa como un mensaje de advertencia respecto al poder ilimitado del victimario y acalla expresiones parecidas a las que han representado las víctimas de este delito.

Puesto que nuestro país se está preparando para la paz y el pos conflicto, en Rompecabezas nos preguntamos ¿qué ha pasado con los desparecidos hasta la fecha y qué va a pasar cuando se firme el acuerdo de La Habana? ¿Cuáles son las herramientas legales y jurídicas con las que cuentan las víctimas para exigir justicia? ¿Cuál es papel que debe asumir la ciudadanía para luchar contra la impunidad y la indiferencia frente a este delito?

 Invitados: 

  • William Rozo, investigador del Equipo Banco de Datos de DD.HH y Violencia Política del CINEP/PPP
  • Karen Quintero, antropóloga forense. Coordinó la exhumación del Cementerio Central.
  • Lida Yaneth Quevedo, miembro de la Fundación Yovany Quevedo-Lazos de vida. Nominada en la categoría “Defensora del Año” del Premio Nacional a la Defensa de los DD. HH. de Diakonia. 

Audios paisaje sonoro:

- Mario Benedetti, madres coraje - https://www.youtube.com/watch?v=paz7LseNIKo

- Más de 60.000 desaparecidos en Colombia, El Espectador -  https://www.youtube.com/watch?v=hO31-j9iuhQ 

- Rasguña las piedras -  https://www.youtube.com/watch?v=YGOzvV6krjc 

Culminó el proceso de formación en Ciudadanía y Convivencia con docentes de colegios públicos de Bogotá. Durante el último encuentro realizado el pasado 4 de noviembre los participantes asumieron su rol como facilitadores en ciudadanía y convivencia realizando ejercicios colectivos propios.

Los docentes facilitadores crearon, por grupos, ejercicios a partir de la metodología del arte como Activismo Social y fueron desarrollados pensando en los demás docentes participantes. Una de las actividades se enfocó en los sentidos, buscando despertar un sentimiento de colectividad por medio de la música: desde el inicio los docentes participantes tenían los ojos vendados y, mientras se reproducían las canciones que hablaban de la vida en sociedad, los docentes facilitadores incitaban el movimiento de los primeros, guiándolos para que bailaran o se tomaran de las manos con sus compañeros. A través del acercamiento corporal crearon vínculos de confianza, que son indispensables para pasar de un pensamiento individual a sentirse parte de un colectivo.

A su vez, docentes de la Institución Educativa Distrital Canadá expusieron sus iniciativas encaminadas al sentido de pertenencia por la ciudad y al cuidado del medio ambiente. En la primera de ellas, la profesora Claudia Martínez contó cómo los estudiantes no se sentían parte de la capital -aunque habitan en Ciudad Bolívar- y los recorridos por el Centro Histórico para que los alumnos reconocieran espacios públicos como suyos. En la segunda, los estudiantes de cursos menores del mismo colegio realizaron un video basado en la serie infantil “De Homo cunsumus a Homo responsabilus”, iniciativa liderada por la profesora Evelyn Beltrán.

Al finalizar el encuentro se realizó un acto simbólico  donde los docentes entran a ser parte de la Red de Facilitadores en Ciudadanía y Convivencia  comprometiéndose a aplicar en sus aulas el material aprendido. Al firmar el pacto, se comprometieron a fomentar lazos de solidaridad y promover una ciudadanía incluyente que participe activa y conscientemente en la toma de decisiones sobre su entorno.

La tercera y última fase del proyecto Caja de Herramientas, trazó como objetivo la apropiación de los manuales de las áreas temáticas de Derechos humanos y Paz y, Participación social y política. Luego de cuatro sesiones de talleres, realizados durante el segundo semestre de 2015, 216 docentes han participado de la formación y han apropiado el material para aplicarlo en sus labores pedagógicas con los estudiantes, que cursan grados entre octavo y once. Asimismo, se vincularon durante el proceso 108 instituciones educativas de las diferentes localidades del Distrito Capital al proyecto.

En Colombia la participación es constitutiva del ejercicio de la democracia. Este derecho vincula a la ciudadanía con las decisiones que los afectan y con la vida económica, política, administrativa y cultural. Además la hace parte de la conformación, ejercicio y control del poder político.

Según la Procuraduría General de la Nación es justamente este último asunto, el control social el escenario que mayor evolución ha tenido en lo que respecta con el derecho a la participación. Esto se le atribuyen no solo a la creación de múltiples mecanismos legales con los cuales se puede ejercer control social sobre las instituciones públicas y la gestión de los recursos;  sino a las distintas iniciativas ciudadanas que desde su legitima preocupación por los asuntos públicos han adelantado acciones de control social que profundizan el sentido de la democracia.

Esta es la primera entrega de una serie de programas que dedicaremos a reflexionar sobre la cultura de la integridad, la transparencia y el sentido de lo público. Queremos contribuir con la construcción de un ejercicio público transparente y una ciudadanía comprometida; además de fortalecer la confianza de los ciudadanos en el Estado y en la democracia para que podamos dar prioridad a los asuntos públicos y transformar así la relación con el entorno social al que, como colombianos, estamos llamados a pertenecer.

Cuáles son los mecanismos de control social y de qué forma se convierten en la expresión viva de la democracia, qué retos existen para ejercer control social y cuáles son las alternativas para enfrentarlos, cómo motivar a la ciudadanía para que participen activamente a través del control social y qué experiencias o iniciativas ciudadanas y estatales son ejemplo de ello serán algunos de los asuntos a tratar en el programa. 

Invitados:

 

El pasado 30 de septiembre, el libro Poder y Violencia en Colombia, escrito por Fernán González, fue declarado fuera de concurso en la categoría Ciencias Sociales y Humanas en los Premios Nacionales de Ciencias y Solidaridad (2015) de la Fundación Alejandro Ángel Escobar.

A propósito de este premio, el CINEP/ Programa por la Paz otorgó un reconocimiento a Fernán por su invaluable trabajo y dedicación a lo largo de su vida; sus aportes investigativos y de reflexión contribuyen a la discusión en el arduo camino para hacer de Colombia un país en paz.

Como parte de este homenaje, el CINEP/PPP presenta la siguiente línea de tiempo que recoge algunos de los momentos de la vida de uno de los investigadores más importantes del país.