Estudiantes de bachillerato, de universidades y servidores públicos de Barrancabermeja tuvieron la oportunidad de reflexionar y compartir su experiencia entorno a los temas de  integridad,  transparencia y sentido de lo público.

Acciones concretas en lo cotidiano, fue la principal propuesta a la que llegaron los tres grupos poblacionales en el encuentro final del proyecto Rutas metodológicas innovadoras para la promoción de la cultura de la integridad, la transparencia, y el sentido de lo público, el 10 de noviembre, luego de 6 meses de participación en los talleres.

Alex Pinilla, estudiante del Colegio Ciudadela Educativa Magdalena Medio, explicó que este proceso de aprendizaje le ha permitido entender mejor el funcionamiento de lo público y del gobierno, por lo que ahora entiende que la corrupción es una problemática mucho más compleja que no se resolverá sólo con el señalamiento a los corruptos.

  

 Buscando incentivar una cultura de la legalidad activa, solidaria y respetuosa de los valores, la ética y el sentido de lo público; investigadores del proyecto participación ciudadana del CINEP/PPP diseñaron herramientas pedagógicas que permitieran el desarrollo de las temáticas de acuerdo al grupo poblacional. Con los estudiantes de los colegios, por ejemplo, se pensaron actividades que implicaban su creatividad más que espacios para el discurso: a través de algunas dinámicas generaron confianza para incentivar la participación en los talleres y el aprendizaje desde su propia experiencia de vida cotidiana.

Durante el evento final, Mónica Rueda, asesora de la secretaría de transparencia, destacó que “esta es la primera vez que se le pregunta a la población y ellos participan en la construcción de la ruta metodológica”. Los talleres realizados son un primer momento para crear una estructura para la promoción de la cultura de la integridad y la legalidad dentro de la política anticorrupción.

“Eso de ser transparente es una actividad muy compleja, a veces el mismo contexto en el que te desenvuelves hace que pienses de una manera pero termines actuando de otra”, reflexionó Ingrid Rondón, docente del programa de Administración de empresas de la Universidad Cooperativa de Colombia (UCC) sede Barrancabermeja. Por ello, Rondón resaltó la importancia de generar conciencia en los estudiantes sobre sus acciones como profesionales, fuera de la academia, y la incidencia que pueden tener en lo público.

 

 Karen Hussmann, directora del proyecto ACTUE – Colombia Colombia (Anticorrupción y transparencia de la Unión Europea para Colombia), explicó en el evento de cierre que la corrupción es un fenómeno mundial y que para combatirla son necesarias acciones para que haya “muchos ojos, pocas manos” sobre lo público. ACTUE – Colombia es un proyecto en el marco del apoyo de la Unión europea a la Secretaría de Transparencia, mediante un acuerdo de cooperación delegada con la FIIAPP (Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas).

Por esta línea, hay acciones que buscan mejorar los procesos de los servidores públicos desde las instituciones estatales. Luis Fernando Gómez, personero delegado para el derecho de petición, servicios públicos y participación ciudadana; habló sobre “el pacto por la función administrativa” que se está realizando desde la personería para la atención oportuna de los derechos de petición de los ciudadanos.

  

 Al finalizar el evento, los participantes compartieron dos composiciones fotográficas que hicieron en su último taller, el 9 de noviembre, con el objetivo de retratar una acción de transformación creada por cada grupo. Los estudiantes de colegio pensaron en Súper Transparente como una figura que los ciudadanos debemos defender, los estudiantes universitarios y los servidores públicos pensaron en la evolución de la conciencia.

 

Gisselle Martín Chocontá
Equipo de comunicaciones

 

El 13 de junio de 1954 Colombia vio y escuchó por primera vez los sonidos e imágenes de la televisión pública. Hoy, 60 años después, este tipo de televisión aún se mantiene y ha luchado por conserva su objetivo: fortalecer el desarrollo cultural y educativo de los habitantes del territorio nacional.

Según cifras de la Agencia Nacional de Televisión, los canales regionales son la tercera opción en audiencia para los colombianos, posicionándose debajo de los 2 grandes canales privados del país. 

Ante el potencial social de los canales públicos y la necesidad de hacerlos más competitivos, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones ha invertido más de 7 mil millones en infraestructura y otros 5 mil en el fomento a la coproducción de contenidos audiovisuales. La ANT, por otro lado, aprobó un presupuesto $126 mil millones de pesos para los operadores públicos que será ejecutado en el 2016.

Frente a este panorama, en Rompecabezas nos preguntamos, ¿además de la inversión en infraestructura y contenidos, de qué otra forma se debe fortalecer la televisión pública? ¿Cuál es su función en la coyuntura nacional actual? y ¿Cuál es el papel de las audiencias en el desarrollo de este tipo de televisión?

 Invitados: 

 

Hace 14 años, en el páramo de La Sarna, fueron asesinadas 15 personas, acusadas de pertenecer a la guerrilla, por paramilitares del Casanare. El pasado 29 de noviembre las familias de las víctimas y los habitantes de Sogamoso, veredas y poblaciones cercanas realizaron la VIII peregrinación para recordar los hechos criminales y mantener viva en la memoria las historias de sus seres queridos. 

  

El 1 de diciembre de 2001, Hernando Gómez Garavito conducía el bus de la empresa Cootracero que cubría la ruta Sogamoso-Labranzagrande. A la altura del páramo La Sarna dos de los ocupantes obligaron a Hernando a detener el vehículo, cuatro cómplices más esperaban en la carretera, los demás pasajeros fueron forzados a descender; acostados boca abajo sobre el pavimento, tres mujeres y doce hombres fueron asesinados con tiros de gracia. Sobrevivieron tres personas, dos menores de edad y Ercilia Garavito Granados tía de Hernando.

 

Mediante la sentencia del 24 de agosto de 2015 proferida por el juzgado 56 penal del Circuito Programa de descongestión OIT, fue condenado Luis Afrodis Sandoval, quien trabajaba como informante del Ejército y era el enlace entre la fuerza pública y el grupo paramilitar Autodefensas Campesinas del Casanare que cometió la masacre. Esta sentencia también ordena investigar al comandante del batallón Tarqui, Coronel Jaime Esguerra Santos hoy Mayor General  y Jefe de Operaciones del Ejército.

Familiares de las víctimas, organizaciones sociales y pobladores de municipios y veredas cercanas peregrinan al lugar de la masacre el último fin de semana de noviembre. Durante la conmemoración de este año se celebró una eucaristía, se recordaron historias de vida de las víctimas y como año tras año se suman símbolos de memoria. En esta ocasión, se instaló una placa conmemorativa con quince fotografías y avances del proceso judicial, acompaña así las quince veletas, quince cruces y quince piedras blancas en las que aún se lee“No más sangre, no más lágrimas. Por la vida, la dignidad y la justicia, mantengamos encendida la luz de la memoria” .

Revive aquí los sonidos de la conmemoración:

 

 

Creatividad cotidiana y motivar indagación del pasado sin olvidar el aquí y el ahora: elementos  hacer memoria

La construcción de memoria se está trabajando en los colegios de Bogotá incluso antes del posacuerdo. Las experiencias se presentaron en el Foro Pedagogías para la re-significación de la vida. Memoria y reparación en la escuela, el 24 de noviembre, convocado por la Secretaria de Educación Distrital y el CINEP/PPP.

Jorge Aponte, docente Universidad Pedagógica Nacional (UPN), ha trabajado el tema de la genealogía de la enseñanza y explicó en su intervención que, desde el proyecto que realizan, la memoria puede ser una posibilidad de transición para superar el conflicto. Desde hace dos años la UPN trabaja con sus estudiantes en la línea de investigación de los estudios de la memoria, que generalmente se ha desarrollado en países que han vivido conflictos complejos.

Dentro de sus pedagogías, Aponte afirmó que no se puede obligar a aprender, por lo que no resulta útil imponer una serie de contenidos prediseñados. Insistió en que es necesario producir las condiciones para despertar en los estudiantes el deseo, la curiosidad y el afecto de indagar el pasado y comprenderlo desde su presente.

A partir de este proyecto, proponen un enfoque pedagógico de enseñanza desde la historia reciente. Han realizado trabajos donde vinculan el pasado y el presente, y Aponte destacó como experiencia exitosa invitar a las aulas a personas que trabajan temas políticos y de DD.HH. para hacer más comprensibles los temas.

Laura Rodríguez, investigadora del CINEP/PPP, presentó la estrategia pedagógica “La travesía de la luz” que se ha implementado con niños, niñas y adolescentes (NNA) víctimas del conflicto armado, en instituciones educativas distritales. Por medio de la creatividad cotidiana, con actividades artísticas de las que participan, se busca fortalecer en los NNA la capacidad de apropiación de su historia de vida. El trabajo se realizó con colegios de las localidades de Suba, Bosa, Ciudad Bolívar, San Cristóbal y Usme; lugares donde se concentran la mayoría de las 30.000 personas víctimas que viven en la capital.

Al finalizar el evento, surgieron dudas sobre el papel de los docentes víctimas del conflicto y las posibilidades de desarrollar sus proyectos de memoria. Además, se propuso multiplicar las estrategias creativas de “La travesía de la luz” para aplicarlas en otros colegios.

 

El pasado 11 de noviembre se dieron cita doce observatorios nacionales para compartir aprendizajes, dificultades y retos de la construcción de paz.

Con el objetivo de generar un diálogo de saberes y acercarse a las experiencias  que desde distintos observatorios de derechos humanos adelantan, el CINEP/Programa por la Paz junto con la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos de la Presidencia de la República, realizaron el encuentro “Mesa Nacional de Observatorios: Miramos hacia la paz”.

El grupo de investigación Derecho y Género de la facultad de derecho de la universidad de Los Andes dio apertura al encuentro exponiendo la inclusión de las mujeres en el debate local y la importancia de adoptar la perspectiva de género en el conflicto armado y cómo el movimiento nacional e internacional de mujeres ha sido especialmente efectivo en producir diagnósticos sobre las injusticias que se cometen contra estas en los conflictos armados, y sobre la necesidad de que las reparaciones tengan en cuenta las particularidades de su situación.

Por su parte, la Misión de Observación Electoral-MOE presentó el trabajo realizado desde el Observatorio Político-Electoral de la Democracia el cual cuenta con distintas plataformas que trabajan en 35 regionales y con la ayuda de más de 380 organizaciones a nivel nacional, el proceso de recolección de información contribuye para dar diagnóstico en las regiones y brindar insumos para la toma de decisiones en instancias estatales.

El Observatorio de Culturas dependencia adscrita a la Secretaria de Cultura Recreación y Deporte de Bogotá, en el último sondeo que realizó preguntó a los bogotanos por el tema de la paz, el posacuerdo y los diálogos de La Habana. Como resultado se percibe en Bogotá una ciudad desentendida de las negociaciones. 

Dentro de los temas discutidos en el encuentro se trató el tema de la participación de los medios de comunicación y el rol que juegan en la elaboración de la agenda pública en Derechos Humanos. Los medios tradicionales reafirman la polarización por lo que es importante considerar el trabajo de los medios comunitarios y alternativos.

Al terminar el encuentro se concluyó que la apropiación de prácticas y herramientas usadas dentro de los observatorios pueden crear lenguajes comunes, teniendo en cuenta las dinámicas diferenciadas y las miradas que se han volcado hacia la paz territorial, considerando la discusión de los derechos humanos como un medio pero dando preponderancia a la construcción de ciudadanía.

Otros observatorios asistentes: Movimiento Unidad Nacional de Víctimas- MUNALVIC; Observatorio de Realidad Social, Pastoral Social; Observatorio de Derechos; Humanos Policía Nacional; Observatorio del delito, Policía Nacional; Observatorio de transparencia y anticorrupción, Secretaria de Trasparencia; Observatorio de Construcción de Paz, universidad Jorge Tadeo Lozano; Centro de Estudios y Análisis en Convivencia y Seguridad Ciudadana-CEACSC y la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos.