Cinep/PPP firma comunicado sobre Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, como eje de los propósitos de convivencia y paz
 

No. 205, primer semestre de 2016

Tema: Interculturalidad, convivencias y gobernanzas territoriales

La constitución de 1991 reconoció la diversidad cultural en Colombia y en consecuencia introdujo un esquema diferencial de derechos, que busca garantizar la integridad cultural de los pueblos indígenas y afrodescendientes, muchos de los cuales habitan en el campo colombiano y conviven con población campesina mestiza. El modelo multicultural anteriormente descrito ha incentivado las subjetividades identitarias en clave étnica, situación que en muchos lugares de la geografía nacional ha significado la emergencia de tensiones comunitarias, en tanto enfrenta diversas concepciones, trayectorias, principios de organización del territorio y percepciones en torno a lo público. Sin embargo, al mismo tiempo, los procesos organizativos étnicos y el sistema multicultural de derechos han funcionado como una extraordinario mecanismo de resistencia social frente al despojo territorial resultante del conflicto armado y del modelo neo-extractivista.

Estas dinámicas de conflicto y resistencia tienen lugar en un contexto de profunda concentración de la tierra, marginamiento productivo y exclusión social; los anteriores elementos en sus múltiples combinaciones, tienden a exacerbar las tensiones y la competencia por espacios de representación y de acceso a derechos diferenciados entre poblaciones rurales. Pese a ello, puede asegurarse que una característica predominante del campo colombiano es el  ejercicio permanente de diálogo y negociación intercultural que ha permitido, desde la diferencia, la construcción conjunta de gobernanzas y autonomías específicas sobre idénticos territorios. Desde el anterior punto de vista, la interculturalidad constitutiva de la ruralidad colombiana puede entenderse como aquellas dinámicas por medio de las cuales, diversas culturas dejan de correr paralelas y se intersectan entre sí afectándose; lo que implica entonces, el entreveramiento de identidades en los terrenos definitorios de los órdenes sociales y políticos, así como el énfasis en los aspectos comunes de la cotidianidad entre los diferentes actores.

El número 205 de la Revista Controversia busca plantear preguntas y proponer debates en torno a los retos que para la nación multicultural significa “La Interculturalidad, la convivencia y las gobernanzas territoriales”. El reto de la interculturalidad se explica porque en el objetivo de hacer efectivos los derechos territoriales de las poblaciones rurales en el país, el Estado y las organizaciones sociales etnico-campesinas enfrentan hoy, además de las tradicionales dificultades del sector agrario, el reto de construir ordenamientos territoriales que fortalezcan espacios de convivencia social y productiva. Lo anterior adquiere aún mayor relevancia ante la expectativa de un posible escenario de post-acuerdo donde las espacialidades y gobernanzas rurales, implementadas por los movimientos sociales, jugarán un papel protagónico en la sostenibilidad y desarrollo del campo colombiano.

Carlos Duarte (editor encargado)
Instituto de Estudios Interculturales
Universidad Javeriana de Cali
 
 
Cierre de convocatoria
Fecha límite de recepción de artículos: 29 de febrero de 2016
Los textos podrán ser enviados a la siguiente dirección: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 

 

Para compartir experiencias de propuestas alternativas de diferentes instituciones, el proyecto Caja de Herramientas III se sumó a los eventos de la Semana Internacional de las Educaciones Alternativas (SEA).

Desde CINEP/PPP se dio a conocer el material construido en las anteriores fases del proyecto se buscaba, además, la vinculación de los participantes a los talleres del ciclo de formación que se desarrollará en octubre próximo sobre los manuales y módulos “Ciudadanía y convivencia”.  Los días 25 y 26 de agosto se presentó la aplicación editorial Ciudadanía y Convivencia (disponible en Google Play y App Store) a los asistentes del Foro Feria en la Plaza de los artesanos.

Por otro lado, en la vereda La Unión de la localidad de Sumapaz, se realizó la jornada colaborativa donde los encargados de las experiencias locales hicieron un reconocimiento del territorio rural a los demás participantes. Posteriormente, en el colegio Juan Cruz de Varela se desarrollaron círculos de diálogo con invitados de Ecuador, Brasil, así como estudiantes y maestros de diferentes localidades de Bogotá.

Algunas instituciones educativas de Sumapaz fueron partícipes de este proceso de construcción del material, aportando una visión clave para la aplicación de los materiales que se planea en el contexto rural de la localidad como lo reflexiona Evelyn Camargo, investigadora del CINEP/PPP. Desde un enfoque de educación alternativa, es indispensable un espacio donde los niños y jóvenes aprendan teniendo en cuenta sus saberes previos y el contexto en el que habitan.

Finalmente, Camargo destaca las dudas de los docentes de instituciones distritales sobre cómo construir educción alternativa desde la institucionalidad. Esto motivado por las resistencias que han tenido que enfrentar en sus lugares de trabajo, dados los cambios que generan los proyectos que han liderado con los estudiantes de los colegios públicos bogotanos.

 

Gisselle Martín Chocontá
Oficina comunicaciones

 

El taller realizado en la Casa Betania en Riohacha, Colombia, entre el 19 y 21 de mayo de este año, tenía como objetivos: concluir el ciclo de formación política y ciudadana con la introducción y desarrollo de la herramienta de Incidencia Política; consensuar el formato de continuidad del proceso en la dinámica de frontera de acuerdo a los intereses de las organizaciones involucradas; y, por último, realizar la ceremonia de clausura y graduación del proceso como Diplomado en “Formación Política y Ciudadana”.

La jornada de formación inició con un recuento de las características que el proceso ha tenido en la frontera de colombo-venezolana conformada por el departamento de la Guajira en Colombia y por el estado Zulia en Venezuela. Como proceso, se despliega una secuencia lógica con acciones intencionadas en donde se desarrollan competencia ciudadanas, a través de una metodología que fomenta la observación, el desarrollo de sujetos críticos, la transferencia de conocimiento y la comunicación, entre otras.

El proceso en esta región, se desarrolló en fases, que han abarcado desde el establecimiento de acuerdos e intencionalidades comunes sobre el mismo, el reconocimiento de las características geopolíticas de la región hasta el abordaje de las temáticas que conforman el Diplomado, como: sujeto político, relación con las instituciones públicas, características de lo público y lo privado, etc. Todos estos temas son abordados para generar una acción transformadora, lo que nos lleva a la introducción y desarrollo de la herramienta de Incidencia Política creada por la Oficina en Washington para América Latina (WOLA por sus siglas en inglés).

La Incidencia Política, como herramienta, ayuda a solucionar problemas de manera conjunta, en un escenario fronterizo, teniendo claro que toda acción que los sujetos organizados estén interesados en emprender va más allá de la política pública. La herramienta está conformada por ocho pasos principales, que son presentados a los asistentes: 1) identificación y análisis del problema; 2)formulación de la propuesta; 3)análisis del espacio de decisión; 4)análisis de los canales de influencia; 5) análisis de debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas; 6) formulación de estrategias de influencia; 7) elaboración de plan de actividades; y 8)evaluación continua. Los participantes de organizaron en grupos para seleccionar problemáticas que sintieran debían ser abordadas y desarrollaron todos los pasos desde esa formulación.

En el cierre de la jornada de formación, el director del Instituto Pensar de la Pontificia Universidad Javeriana, Roberto Vidal, compartió una serie de reflexiones sobre lo que significa apropiarse de la ciudadanía no sólo como concepto, sino como práctica política, especialmente en un escenario tan volátil como es la frontera colombo-venezolana.

En el último día de la jornada se llevó a cabo la ceremonia de clausura y graduación del Diplomado en “Formación Política y Ciudadana”. Como preámbulo al acto de clausura, se realizó una eucaristía presidida por Monseñor Héctor Salah, obispo de la Diócesis de Riohacha. En la graduación, se proclamaron 92 graduandos haciendo entrega de los respectivos diplomas.

Como culminación del proceso de “Formación Política y Ciudadana” de la Escuela de Paz y Convivencia Ciudadana del CINEP/ Programa por la Paz, en asocio con la Región Fronteras de Fe y Alegría y el aval académico del Instituto PENSAR de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, se realizó el tercer taller y la clausura de este diplomado del 8 al 10 de junio del 2015 en la ciudad de Guasdualito del Estado Apure de Venezuela. El taller contó con la participación de 30 asistentes y la ceremonia de clausura otorgó certificado de Diploma a 91 graduandos de 8 ciudades y poblaciones de los ámbitos fronterizos Andino y Llanero: San Cristóbal, Naranjales, El Nula, San Joaquín de Navay, San Fernando de Apure, El Yagual,Achaguas y Guasdualito.

Hombres y mujeres, vinculados en su mayor parte como instructores a Centros de Capacitación Laboral (CECAL), pero también docentes y comunicadores de Centros Educativos e institutos Radiofónicos de Fe y Alegría, transitaron en este proceso formativo durante más de un año, iniciado en abril del 2014, y con el despliegue del mismo en cada una de las localidades participantes mediante ejercicios de cartografía social y la realización de “re-creaciones” continuadas con un mismo grupo de participantes, ejercicio por el cual se adapta y ajusta los referentes temáticos del proceso a los contextos locales, bajo la pauta guía de la “ruta pedagógica” del proceso de la EPCC.

El propósito de alcanzar un mayor nivel de influjo de los centros de capacitación laboral en sus contextos circundantes no sólo se ha ido afianzando en el tiempo, sino que comenzó a concretizarse mediante la definición y preparación de proyectos de emprendimiento social y productivo en cada una de las localidades. Por iniciativa misma de los participantes, se consensuó la realización de un nuevo encuentro para noviembre 2015, con miras a precisar y materializar las proyecciones mismas de los Cecales, esfuerzo mancomunado y participativo que contribuirá a fortalecer la articulación de la Región Frontera de Fe y Alegría, y que responde al propósito de fortalecer el sujeto social fronterizo como tuvo a bien señalarlo el P. Dizzi Perales S.J., actual director del proyecto Región Apostólica Interprovincial Fronteriza (RAIF) durante la ceremonia de clausura.