Ya es un hecho que el Gobierno nacional y el Ejército de Liberación Nacional iniciaran una fase pública de las negociaciones “con el fin de ponerle fin al conflicto armado, erradicar la violencia de la política, ubicando en el centro el tratamiento a la situación de las víctimas, y avanzar hacia la reconciliación nacional mediante la activa participación de la sociedad en la construcción de la paz estable y duradera". ¿Pero qué tanto sabemos de esta guerrilla?

Invitados:

Tras los avances en el punto de justicia transicional adelantado en los diálogos en La Habana, el último diálogos CINEP/Programa por la Paz de este año puso en conversación a tres expertos sobre el tema. El pasado 3 de noviembre nos acompañaron Gustavo Gallón de la Comisión Colombiana de Juristas, Catalina Díaz de la Dirección de Justicia Transicional del Ministerio de Justicia y María Camila Moreno del Centro Internacional para la Justicia Transicional (ICTJ), en la moderación estuvo Alejandro Angulo, S.J.

Abordamos el tema de la creación de la jurisdicción especial para la paz, según Catalina Díaz “este mecanismo junto con otros como la comisión de esclarecimiento de la verdad, la convivencia y la no repetición y, la unidad especial para la búsqueda de personas dadas por desaparecidas son componentes de una apuesta integral para la satisfacción de derechos de las víctimas, y pueden ayudar a transitar de forma efectiva a la paz y garantizar la seguridad jurídica de las personas que participen”.

En torno a las inquietudes que suscita la creación de la Jurisdicción especial, Maria Camila Moreno adujo que: “una preocupación es que luego de una experiencia agridulce de justicia y paz  la verdad que surja de esa ruta de verdad judicial,  sea una verdad que no sea una verdad lo suficiente apropiada por la sociedad, si no hay una verdad apropiada por las víctimas y la sociedad vamos a tener un déficit de verdad.”

Ante la participación de la comunidad internacional “es importante  la actuación de los organismos internacionales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos porque están vigilando los procesos adelantados en Colombia y eso constituye un punto de fortaleza para contrarrestar la debilidad institucional nacional” señaló Gustavo Gallón.

Los participantes coincidieron en que los adelantos en materia de justicia dados en La Habana apuntan a superar la impunidad, sin embargo, este proceso no está exento de discusiones legales y políticas. La apertura de escenarios democráticos proporcionará la seriedad, legitimidad y solidez para alcanzar los mejores diseños de implementación de mecanismos de justicia con los que será posible la satisfacción de derechos de las víctimas, la transición y el fin del conflicto.

Ver más sobre Diálogos CINEP/Programa por la Paz