Como evento inaugural de la Feria del libro Cinep/PPP 2016 se presentó el número 88 de la revista Cien Días, una publicación trimestral que en esta ocasión se titula La Paz en el Acuerdo, y trae a los lectores un análisis crítico sobre los acuerdos entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC. Alejandro Angulo dio inicio a la presentación con unas palabras muy oportunas para el momento coyuntural que los colombianos estamos viviendo: “No todos hemos sido víctimas directas de la guerra, pero hemos sufrido con las víctimas y tenemos una deuda espiritual con el país”.

Durante la celebración del evento se presentaron dos de los artículos que componen esta edición, el primero de ellos fue El ilusionismo de la paz, escrito por William Rozo quien busca aterrizar los alcances del acuerdo a la realidad “a lo sumo alcanza para frenar la confrontación armada con una de las guerrillas pero la paz es otra cosa, es todo un proceso”, mencionó el autor.

El segundo artículo presentado fue “Los derechos de las víctimas en el acuerdo de La Habana” escrito por Ángela Ballesteros y Jerry Garavito, quienes ofrecen a los lectores una mirada analítica sobre el Sistema Integral de Verdad Justicia Reparación y no Repetición, con el cual se pretende recoger y mejorar las experiencias de los anteriores sistemas de atención a víctimas. En esta última entrega Cien Días ofrece a los colombianos un análisis completo y objetivo de los acuerdos de paz con respecto a la defensa de los derechos humanos, la revista se puede descargar de forma gratuita.

La revista Cien Días vistos por CINEP/PPP es una publicación trimestral que circula desde 1988 y hoy se integra como blog a ElEspectador.com.

Artículos

Movimientos sociales | Luchas de trabajadores de la salud

 

 

 

 

 

 

Naciones Unidas declaró el 26 de junio como el Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, CINEP/Programa por la Paz se une a esta conmemoración recopilando algunas historias de personas que han padecido este crimen, historias que documentados en nuestra revista Noche y Niebla.

En Colombia se habla del fin del conflicto, de la consolidación de la paz, de la negociación con las FARC y ahora con el ELN y -en ese marco- de la participación activa de las víctimas y de la garantía a sus derechos. Pero acaso es claro a qué nos referimos cuando hablamos de “víctimas”.
Porque reconocemos que para que sea posible la reconciliación y la consolidación de la paz es necesario construir un concepto de víctima amplio y diverso nos proponemos en este Rompecabezas dar algunos elementos de análisis sobre la construcción de este concepto. 

Invitados:

*William Rozo de Cinep Programa Por la Paz

*Aura Bolívar de Dejusticia

*Luis Carlos Sánchez del Centro De Memoria Histórica

*Ángela Ospina de Centro De Atencion Psicosocial

 

 

Hace 14 años, en el páramo de La Sarna, fueron asesinadas 15 personas, acusadas de pertenecer a la guerrilla, por paramilitares del Casanare. El pasado 29 de noviembre las familias de las víctimas y los habitantes de Sogamoso, veredas y poblaciones cercanas realizaron la VIII peregrinación para recordar los hechos criminales y mantener viva en la memoria las historias de sus seres queridos. 

  

El 1 de diciembre de 2001, Hernando Gómez Garavito conducía el bus de la empresa Cootracero que cubría la ruta Sogamoso-Labranzagrande. A la altura del páramo La Sarna dos de los ocupantes obligaron a Hernando a detener el vehículo, cuatro cómplices más esperaban en la carretera, los demás pasajeros fueron forzados a descender; acostados boca abajo sobre el pavimento, tres mujeres y doce hombres fueron asesinados con tiros de gracia. Sobrevivieron tres personas, dos menores de edad y Ercilia Garavito Granados tía de Hernando.

 

Mediante la sentencia del 24 de agosto de 2015 proferida por el juzgado 56 penal del Circuito Programa de descongestión OIT, fue condenado Luis Afrodis Sandoval, quien trabajaba como informante del Ejército y era el enlace entre la fuerza pública y el grupo paramilitar Autodefensas Campesinas del Casanare que cometió la masacre. Esta sentencia también ordena investigar al comandante del batallón Tarqui, Coronel Jaime Esguerra Santos hoy Mayor General  y Jefe de Operaciones del Ejército.

Familiares de las víctimas, organizaciones sociales y pobladores de municipios y veredas cercanas peregrinan al lugar de la masacre el último fin de semana de noviembre. Durante la conmemoración de este año se celebró una eucaristía, se recordaron historias de vida de las víctimas y como año tras año se suman símbolos de memoria. En esta ocasión, se instaló una placa conmemorativa con quince fotografías y avances del proceso judicial, acompaña así las quince veletas, quince cruces y quince piedras blancas en las que aún se lee“No más sangre, no más lágrimas. Por la vida, la dignidad y la justicia, mantengamos encendida la luz de la memoria” .

Revive aquí los sonidos de la conmemoración: